El presidente de la Junta Central de Archena en el pregón de las Fiestas de Murcia

 
El pasado 7 de Septiembre, el Teatro Romea abrió sus puertas para recordar la historia de la ciudad de Murcia y acoger el pregón que dió el pistoletazo de salida de las fiestas de Moros y Cristianos de Murcia. El encargado de leer el pregón fue el presidente de la Junta Central de Moros y Cristianos de Archena, Miguel Lloret, festero de los pies a la cabeza.
Y así se notó en cada una de sus palabras y en su vestimenta, recordando su nombramiento como Rey Moro en las fiestas de Villajoyosa.
Desde niño ha compartido su pasión por estas fiestas con familiares y amigos, por lo que este acto fue muy especial para él, constituyendo «una tremenda satisfacción» ser pregonero de las fiestas de Moros y Cristianos de Murcia, porque, tal y como señaló «todo lo que tenga que ver con la fiesta me emociona y me engancha», porque «hablar de estas fiestas es hablar de ilusión y también de diversión».
Miguel Lloret comenzó su discurso hablando en árabe para sorpresa de los presentes, «de esta manera se hablaba en esta tierra hace cinco siglos», destacó, aunque pronto repitió en castellano lo dicho en árabe «porque, por muy vestidos de moro que vayan muchos, sospecho que no habrán entendido nada y, en cualquier caso, por los que vais vestidos de cristiano», apuntó entre las risas del público. Pero si algo quiso destacar el pregonero de este año fue que las fiestas de Moros y Cristianos de Murcia son las únicas que se celebran en una capital de provincia.
Para ello, enumeró algunas de las celebradas en otras localidades como barrios de Alicante, Cáceres o Lérida. Tras esto, también quiso aportar su granito de arena para hacer reflexionar, hay que pensar en nuevas acciones para que sean más populares», añadió Miguel Lloret, quien mostró su confianza en que el alcalde de Murcia, y el concejal de Cultura y Turismo, presentes en el Romea,«¡seguro que nos ayudarán!».
La noche de arranque de las fiestas de Moros y Cristianos también contó con música que, de fondo, acompañaba al texto de Miguel Lloret, así como con La presencia de la Coral Discantus y la banda de músicaLas Musas de Guadalupe.
Pero si quiso empezar hablando en árabe, no se olvidó de dónde estaba y se despidió a ritmo de La Parranda y cerrando su pregón hablando en panocho.
Estuvo acompañado esa noche en el Teatro Romea lleno hasta la bandera por un buen número de festeros de Archena entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>