Pregón de las Fiestas de Moros y Cristianos de Archena 2014

Juan de Dios Martínez Mateo, Director Centro Terrirorial RTVE en Murcia

Resuenan los timbales. Las bandas y charangas invaden la noche con las notas de marchas infieles y cristianas. Tambores del recuerdo de la batalla. La calle se viste de fiesta en formación para arrancar la emoción sonora de los espectadores en sus tribunas. Tizonas y cimitarras al aire, cascos y turbantes, sayos y fajines con escudos ancestrales van tejiendo la hermosura del desfile con el paso marcial y cadencioso. A un costado, sobre su pequeña atalaya, el periodista recoge la pasión festera con fulgor para trasmitir la grandeza de las Fiestas de Moros y Cristianos del Corpus y Virgen de la Salud de Archena…

… Señora Alcaldesa de Archena, Doña Patricia Fernández
Sr. Presidente de la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos, Don Tomás Guillén.
Sr. Embajador Moro D. Jesús Campuzano
Sr. Embajador Cristiano D. José David Brando
Sr. Festero del Año: D. Félix Caballero
Reinas de las Fiestas, Infantil, Juvenil y Mayor.
Señoras y Señores, muy Buenas Noches y bienvenidos…

Reza un refrán muy español que en la fiesta del patrón, repiques, cohetes, música y sermón. Y es un poco lo que nos toca esta noche, antes de que poder ir todos juntos a disfrutar de viandas y licores espiritosos en la inauguración del campamento festero. Antes hemos podido ya disfrutar de la llegada del Tío de la Pita como preludio del desfile infantil, siempre tan prometedor, por esas nuevas generaciones que ya se empapan de la Fiesta desde temprana edad y dejarán que forme parte de sus vidas para siempre. Es la mejor manera de que tantos ellos como sus familias se puedan integrar y al mismo tiempo poder perpetuarla.
El discurso de este humilde cronista en el tiempo es un también preámbulo y una invitación a esta Fiesta con vida propia, que ya forma parte del acervo popular de Archena. Un acontecimiento joven, de sólo siete años, que ha ido ganando protagonismo hasta dar la impresión de que ha estado ahí toda la vida.

Tuvo su primer intento en 1994, durante tres años consecutivos, a cargo de un ilusionado grupos de festeros inetegrado en los Almohades, el decano de las Fiestas de Archena. Pero fue en 2008 cuando reaparecieron con más énfasis que nunca y no solo se consolidaron, sino que no han parado de crecer.
La razón estriba en las raíces históricas, religiosas y festeras con las que han sabido identificarse. Para mí, es un doble privilegio poder vivirlas en la doble condición de comunicador y de festero. Es por eso que he querido darles la bienvenida con una crónica avanzada de lo que supone vivir un desfile desde dentro y como periodista, es decir, como observador y comunicador.
En mi alocución, no pretendo abrumarles con datos y estadísticas y prefiero persuadirles con la disciplina que los griegos clásicos denominaban como ‘retórica demostrativa’ , aquella que se propone valorar lo bello y lo feo, con el elogio o la reprobación.
Para hablar de sus Fiestas, primero hay que contextualizarlas, en su ámbito geográfico, religioso e histórico. Archena es el frescor del Segura, del colorido de sus huertos de agrios y frutales. Una huerta en contraste con un entorno agreste, con la boca seca por la sempiterna sed. Paisaje de secanos y montañas de calizas. Nací y crecí en la Huerta, en la parte en la que el río se convierte en arroyo. Parafraseando a Machado, mis recuerdos son de un patio de naranjos… Siento su aroma, sus costumbres y hasta su habla, aquella que citaba Don José Frutos Baeza, poeta considerado como el último panochista:

Habla de la Huerta mía,
expresión dulce y simpática
que en los labios de mis mayores
escuché desde la infancia.

Otros antes que yo han pregonado su alma a través de la crónica, la poesía y la literatura, artes cuyas fronteras siempre han sido difusas. Es inevitable citar al poeta y genio local, Vicente Medina, quien supo mejor que nadie cantar a su tierra, la Murcia que tanto añoraba en el exilio:

Murcia la de las flores.
Murcia de huertos cuajaos
De naranjos y rosales.
¡Tan lejicos, y el aroma
siento de tus azahäres!…’

Respeto y temo la huerta, como los marineros a la mar, porque, al contrario que ellos, al huertano lo puede engullir una ola de sequía. El agua ha sido siempre protagonista de la historia de Archena y forma parte de sus bendiciones. Este vergel y el manantial de su balneario, con propiedades medicinales en sus aguas, son dos pequeños milagros.
El agua, ese preciado don tan escaso desde siempre y que tanto necesitamos, ha sido la cruz de sus habitantes durante siglos. Para que no se perdiera ni una gota fueron ya los árabes los que idearon un sistema hidráulico, perpetuado hasta nuestros días, ramificado de interminables azarbes y acequias. Escurridores que. Como su propio nombre indica, recogen las tierras filtradas por los bancales para poder ser reutilizadas hasta ser consumidas.
Vicente Medina en su poema LA SEQUÍA, retrataba esa escasez endémica y lo remataba con una crítica que bien podíamos aplicar a aquellos que se niegan a compartir el agua.

Ni que á Dios se lo pidas,
ni por más que suspires ni que ruegues;
tómalo con pacencia y no te canses
que, ya lo vés, no llueve
ni una gótica de agua, tan siquiera,
que tanto mal consuele.
Los campos, asolaos…
las tierras, traspillas, sin que les entre
la punta del arao, ni que en ellas
agarre ni un granico de simiente…
las matas, retorcías
y los árboles, muertos… ¡náica verde!…
sin pastos y sin charcas ande beban,
los ganaos… ¡muriéndose las reses!…
Los caminos, con una vara e polvo
ande se hunden los carros dista el eje
y se arrastran las muías carleando
y, abrasaos y ahogándose, se meten
los pobres carreteros que respiran
la terruza caliente…
no suspires, ni ruegues;
y, si no quiés venirte de vacío.
ya lo sabes, no vayas á la fuente.
que tié la sierra las entrañas secas
¡lo mesmo que las tíén angunas gentes!

La solidaridad y el agua, en esta tierra tienen en estos tiempos un significado especial. Y hay que felicitarse porque esa agua pueda venir de otras tierras más mimadas por Neptuno, dio romano del mar, las nueves y la lluvia. Y de un equipo de fútbol que se ahogó en las playas de Lisboa… pero ése es otro cantar.
El manantial de agua termal que aflora a escasos dos kilómetros del núcleo urbano es otra referencia fundamental. Las propiedades curativas de sus aguas ya fueron utilizadas por íberos y romanos, y convirtió al de Archena el Balneario más visitado de España a finales del siglo XIX.
Se puede decir que fueron precursores del turismo termal cuando ni siquiera existía el término. En la actualidad su gestión está a cargo de D. Miguel LLoret, a quien hay que felicitar porque es, además, un gran festero que ha degustado esta experiencia en las famosas Fiestas de Villajollosa y en la actualidad forma parte de la Kábila Aljamamat de Archena, nombre que como todos ustedes saben, está relacionado con los baños.

Este año se cumplen 500 de la expulsión de los Moriscos de nuestro país. Archena fue la última localidad de España que abandonaron, razón por la cual estas celebraciones tienen un marcado un fundamento histórico. La Región de Murcia fue en la Edad Media tierra fronteriza y de continuos enfrentamientos entre moros y cristianos. Durante años, los ciudadanos vivían bajo el terror de las Razias árabes. En la Península Ibérica, las razias musulmanas recibieron el nombre de aceifas, del árabe al-ṣayfa: “Expedición bélica sarracena que se hace en verano”.
El nombre árabe ṣayfa se relaciona etimológicamente con ṣayf (verano) e inicialmente significaba “cosecha”, pero a lo largo del tiempo se utilizó como “expedición militar”, debido a la “cosecha” de bienes en los saqueos, y a que también solía realizarse en periodo estival. Estos enfrentamientos han dejado su huella en las recreaciones históricas que tienen lugar por todo el territorio levantino en diversas épocas del año.
En nuestro caso, la referencia principal de la reconquista es el 11 de septiembre de 1462, cuando se firma la Carta Puebla o el documento fundacional de esta localidad. Curiosamente, el mismo día y mes, el 11 de septiembre, convertidos en mártires muchos años después, cuando el terrorismo derrumbó gran parte de la ingenuidad del mundo libre en las calles de Nueva York.
Este hito supuso la imposición de una serie de normas por parte de la Orden de San Juan, al mando de la ciudad desde cinco siglos antes, a los moriscos residentes. La Carta de Población no era sino un tratado unilateral en el que una parte impone a la otra sus condiciones.. Las familias se rebelaron y trataron de suavizar las duras condiciones del compromiso, pero la mano férrea de la Orden Militar no se doblegó.
Algo que no hicieron en Calasparra, la otra Villa que poseía la Orden y que estaba integrada en su mayoría por cristianos, con unas condiciones consensuadas y permisivas de residencia. Para los moriscos de Archena quedó la peor parte:
Solo se podía vender la casa tras acreditar cinco años de vecindad y sólo a un vecino o hijo de vecino. Estaban obligados una gran suerte de impuestos y servicios a la Orden, como al pago del diezmo de todos los productos.
Por el contrario, contaban con la posibilidad de ser juzgados por su propio alcalde morisco, a no ser que se trata de una delito de asesinato, que pasaría a la jurisdicción de la Orden.
Este episodio, que ponía punto y final a la Reconquista, se dramatiza de una manera brillante en el acto del Parlamento o Embajada, que tendrá lugar el próximo domingo, a las nueve y media de la noche en la Plaza de Juan Pablo II, presidida por la Patrona, la Virgen de la Salud. Es uno de los momentos álgidos de las Fiestas archeneras.
Después de la batalla dialéctica tiene lugar un vistoso simulacro de batalla. Más tarde, la Patrona, la Virgen de la Salud, cruza el pórtico de la iglesia entre vítores y aplausos que erizan la piel por su fervor. Me felicitación, por la elección y los mejores deseos para los embajadores de este año, José David Brando, de los Almogávares, y Jesús Campuzano, perteneciente a la Kábila Jaira para ese día tan especial.

Además de ese momento hay dos actos fundamentales que no se pueden perder. El primero será mañana, a partir de las ocho, el VII certamen de peñas Migueras. Puede que el acto más multitudinario, en cuanto a participación. Más de 60 peñas se distribuirán en tres jardines y dos plazas para colocar la sartén en el fuego, para aprestarse a vivir una noche intensa de deleite gastronómico y festivo. Este año pueden llegar a las 70 peñas, pues aún pueden inscribirse mañana, lo que supondría unas veinte más que el pasado. A una media entre 40 y 50 componentes, calculen, cerca de tres mil personas participan de manera activa, al margen de amigos y acompañantes de cada Peña.
Es maravilloso el poder de convocatoria de esta iniciativa, que ha crecido de manera exponencial en los últimos años y que ha logrado integrar a grupos de amigos y familias, al margen del incentivo del premio. Un éxito absoluto del que pueden participar también los visitantes para comprobar la bonhomía y hospitalidad archenera.

Es una noche para no estar quieto, pues como advertía Groucho Marx, en las fiestas no te sientes jamás. Puede sentarse a tu lado alguien que no te guste. Se trata de degustar esas migas, regadas con un buen vino de la tierra y si es posible, con la música de la charanga para bailar y que circule la sangre.
El sábado por la noche, tendrá lugar el Gran Desfile. La alcaldesa, Patricia Fernández, festera y gran impulsora de esta Fiesta en su ciudad, dará la bienvenida a los grupos por la mañana desde el Ayuntamiento. Por la tarde, los pasacalles ambientarán desde la Plaza de España a la del Primero de Mayo y a las nueve comenzará la Gran Parada. Explosión, de música, colorido y sentimiento en esta plaza, en la Carretera del Balneario o la avenida del carril. Miles de personas saludarán e inmortalizarán el desfile a su paso.
Cinco mesnadas cristianas y cuatro kábilas moras forman este año parte de una fiesta que aumenta de tamaño en cada edición. Este año se incorporan dos grupos:
Las Milicias de los Cruzados Custodios del Corpus Christi, preocupados por la espada, la pluma, la fe, la Fiesta, la pasión y la tradición.
Y los Caballeros y Damas de los Reyes Católicos, que dicen llegar con ganas de pasarlo bien, crecer y engrandecer las Fiestas, al tiempo que honrar la memoria de los RRCC. Sean ambos bienvenidos.
Junto a ellos, en el bando cristiano se encuentran:
Los Caballeros y Damas de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalem; Grupo fundador en 2008, que escogió la Orden de la Cruz de Malta por motivos obvios, pues gobernaron Archena durante cinco siglos y fue la que concedió la Carta de Población. Además, entre ellos el año pasado pudimos disfrutar la presencia de la propia alcaldesa, Patricia Fernández, a quien no sabemos si este año podremos ver repetir…
Caballeros y Damas Don Roy de Mendoza: Incorporado en 2011 y que con mucha ilusión aumentan su presencia.
y los Mercenarios Almogávares de Archena, valientes guerreros que este año preside la Embajada con el dragón en el frente.
En los moros contamos con los Almohades de Archena; Como decíamos, pioneros de esta Fiestas y que este año cumplen el XX aniversario de su fundación. Enhorabuena y que disfrutéis otros veinte con la misma pasión que en estos últimos.

Aljama de Mudéjares: También se inició en 2008. 37 mujeres de negro y azul. Luego se hicieron un grupo mixto masculino y femenino y sobre todo proclaman que estas Fiestas merecen la pena!
La kábila Jaira; desfila desde hace cuatro años. Este año les corresponde sacar a los Embajadores Moros, por lo que se sienten privilegiados.
El relevo lo tomarán el año próximo los componentes de la kábila Alhammamat’, así que podrán desfilar por fin los últimos y no los primeros, a causa de su juventud festera. Son un grupo de lo más participativo en todas las actividades.
En Archena, las Fiestas se felicitan sin complejos por tener su realeza y monarquía, y la única abdicación será la del cansancio que su disfrute pueda ocasionar. Es lo que tiene esta Fiesta, que ‘podemos’ participar todos, al margen de cada condición particular.
En el aspecto profesional y en el personal he tenido un contacto muy directo con los Grupos, Mesnadas y kábilas de la Región de Murcia en muchas localidades de la Región, como ha referido mi presentador y amigo Tomás Guillén. Gracias a él tuve mi primer contacto con la Fiesta hace justo ahora veinte años y fue precisamente aquí, en Archena. Por aquella época entré a colaborar en la redacción de Diario 16 en Murcia y allí me encontré con un valioso equipo de profesionales entre los que se encontraban, por cierto, varios amigos de Archena. Además de Tomás Guillén, hallé la amistad del fotógrafo Marcial Guillén, de la periodista hoy de Onda Regional Anabel Aramendía y de su marido, Salus;
Como también del periodista madrileño Paco Cisterna, muy vinculado después a esta tierra. Más tarde conocí en el camino a otro archenero ilustre en la profesión, como Óscar cervantes, Embajador Cristiano el año pasado. Un gran elenco de profesionales.
Una noche primavera tardía, Tomás me dijo, ¿Te apetece desfilar con el grupo de los Almohades en Archena? Yo siempre había tenido atracción por la Fiesta, pero ninguna experiencia, así que le dije que sí, pero que antes me tenía que instruir. De modo que tuvimos que improvisar una fila en la propia redacción para hacer el ensayo. Y qué tendrá la Fiesta que todos los compañeros se levantaron y jalearon aquella marcha improvisada.
Desfilamos en Archena y en las venas se introdujo una dulce sensación que se incrementó con el paso de los años. No pudo ser en Archena, fue en Caravaca, ciudad emblemática también por sus Fiestas de la Vera Cruz. Y fue en las filas de la soberana Orden del Temple, los templarios de Caravaca. Con ellos he podido disfrutar cada año en la primera semana de mayo, sentir y vivir la historia, la devoción y la amistad… y alguna copa, para qué lo vamos a negar!
De modo que gracias, Tomás, por aquella oportunidad que hizo crecer en mí un sentimiento hasta ese momento desconocido.
Hay una emoción indescriptible en poder desfilar ataviado con tu traje de época, con alegría por la fiesta y responsabilidad por el peso histórico. En Murcia los festeros no se disfrazan, se visten, pues sus atuendos son reminiscencias de los que llevaron sus antepasados y las Órdenes que los gobernaron durante siglos.
En mi caso, -y discúlpenme esta leve injerencia- es sobrecogedor cuando los templarios arrimamos los hombros para formar la escuadra, levantamos lanzas y escudos con destellos heráldicos y, al andar, cimbrean las capas al son de la marcha templarios de Caravaca compuesta Ad Hoc por el profesor Ignacio Sánchez Navarro.
—-
Luego, como periodista, he podido contar para TVE Paradas en la propia Caravaca, en la capital murciana, en Abanilla, Lorca y en Santomera. Como desde ahora lo haré en este vergel del Valle de Ricote desde mi responsabilidad como director del CT de RTVE Murcia. Una tarea doble porque, como saben, desde hacer unos meses, la radio y la televisión estatales se han fusionado en una redacción única para optimizar su aportación informativa de Servicio Público.
RTVE en la Región de Murcia ha prestado una atención especial a la Fiesta, a lo largo de su historia. En la radio, desde los tiempos preconstitucionales en los que esta emisora se erigía como Centro emisor del Sureste y que englobaba a las provincias de Murcia, Alicante, Almería y Albacete. TVE lo hace desde la creación de su Centro Territorial en 1982. En la década comprendida entre la segunda mitad de los noventa y la primera de la siguiente década, realizamos numerosas retransmisiones, en directo, de desfiles y otros actos.
Ha incluido noticias en sus informativos regionales y, lo que es más importante, ha elaborado numerosos reportajes para programas e informativos nacionales.
La radio y la televisión públicas han cumplido así con su objetivo de servicio informativo para trasladar fuera de nuestras fronteras los acontecimientos culturales, festivos o sociales más representativos de esta Comunidad Autónoma.
Archena se ha convertido en un referente, en estos primeros años de su larga vida festera y forma ya parte de ese ramillete de pueblos y ciudades que recrean su pasado a través de una cita alegre y participativa. El acervo de los Moros y Cristianos es una de las expresiones culturales más enraizadas y, en consecuencia, merecen nuestra atención. Siempre que los medios lo permitan, lo cual no es fácil en esta época, RTVE en Murcia estará cerca de la Fiesta para llevarla al resto del mundo.

Los periodistas somos, en el fondo, pregoneros de la actualidad, en el oficio para mí más bonito del mundo y al que me dedicaría mil veces, si mil veces naciera. Pertenezco a esa generación de informadores que aprendieron a trabajar en las encañizadas, antes de la explosión tecnológica, con el rigor, la pluralidad y el respeto que merece el oficio. Vivir para contar, por pura vocación. Lo explicó un periodista derivado en escritor llamado Gabriel García Márquez

“El periodismo es una pasión insaciable que sólo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad. Nadie que no lo haya vivido puede concebir siquiera lo que es el pálpito sobrenatural de la noticia, el orgasmo de la primicia, la demolición moral del fracaso.
Nadie que no haya nacido para eso y esté dispuesto a vivir sólo para eso podría persistir en un oficio tan incomprensible y voraz, cuya obra se acaba después de cada noticia, pero que no concede un instante de paz mientras no vuelve a empezar con más ardor que nunca en el minuto siguiente”.

Poder participar en estas Fiestas, tener el honor de pregonar sus bondades y poder contarlo después, es un privilegio que agradezco de manera profunda.
En definitiva, amigos, en mi relato he querido transmitirles el sentir de Archena por sus Fiestas de Moros y Cristianos, jóvenes y apasionantes; la devoción por sus Patronos, el Corpus Christi y la Virgen de la Salud; y cómo ambos se han unido para convertir la Festividad en una nueva manera de poder vivirla, de ser más participativa y organizada por los propios ciudadanos. Ellos y los visitantes son los auténticos protagonistas.
Tiene, pues, Archena un encanto especial en su naturaleza y sus fiestas, una belleza profunda y existencial en el discurrir de sus aguas. Un lugar apropiado para la armonía de los sentidos, como escribió San Juan de la Cruz.

Mi amado, las montañas,
los valles solitarios nemorosos,
las ínsulas extrañas,
los ríos sonorosos,
el silbo de los aires amorosos.
La noche sosegada,
en par de los levantes de la aurora,
la música callada,
la soledad sonora,
la cena que recrea y enamora …

Enamoran Archena y su Fiesta. Vamos a dejarnos seducir y disfrutar, al grito de

VIVAN LOS MOROS Y CRISTIANOS DE ARCHENA
VIVA EL CORPUS CHRISTI Y LA VIRGEN DE LA SALUD
VIVA ARCHENA !

Gracias y hasta siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>